Leyes de Consentimiento Implícito: ¿qué significan?

¡ATENCIÓN!

¿Se ocupa de una tarea para su licencia de conducir o vehículo? Debe estar preparado para satisfacer cualquier requisito de seguro de auto. Haga clic a continuación para obtener una cotización gratis.

Ingrese su código postal para comenzar.

Beber y conducir es un riesgo grave para la seguridad pública y representa al menos el 30 % de todas las muertes por accidentes de tránsito en los Estados Unidos. 

El alcohol afecta el juicio, el tiempo de reacción y la coordinación, lo que dificulta la conducción segura de un vehículo. 

A pesar de décadas de campañas educativas y leyes más estrictas, muchos conductores continúan cometiendo el error de ponerse al volante después de consumir alcohol. 

Debido a la gravedad de beber y conducir, los estados han implementado leyes de consentimiento implícito como parte de sus leyes generales de DUI

Estas leyes están destinadas a hacer que sea más fácil sacar de la carretera a los conductores sospechosos de estar ebrios o intoxicados. 

Repasaremos las leyes de consentimiento implícito, cómo funcionan y qué significan para usted. 

¿Qué es la Ley de Consentimiento Implícito?

Las leyes de consentimiento implícito establecen que los conductores dan su consentimiento para pruebas químicas como alcoholímetros y análisis de sangre u orina cuando se sientan al volante de un automóvil. 

Esto significa que si un oficial tiene una sospecha razonable de que alguien está conduciendo en estado de ebriedad, puede solicitar una prueba sin necesidad de una orden judicial. 

Negarse a tomar la prueba puede resultar en sanciones automáticas e incluso tiempo en la cárcel. 

Es importante tener en cuenta que los estados varían en las sanciones que imponen por rechazar una prueba, y algunos estados permiten castigos más severos que otros. 

En muchos estados, las sanciones por rechazar una prueba de alcoholemia son básicamente las mismas que las de ser condenado por DUI. 

Además, también es importante conocer las leyes de su estado con respecto al consentimiento implícito, ya que pueden cambiar con el tiempo. 

Secretos de conducción que no quieren que sepas. Ahorrar tiempo. Ahorrar dinero.

Regístrese para obtener acceso exclusivo.

* requerido

¿Cuándo entra en juego el consentimiento implícito?

Las leyes de consentimiento implícito entran en juego cuando un oficial de la ley tiene sospechas razonables de que usted está conduciendo en estado de ebriedad. 

Esto podría deberse a: 

  • Conducción errática. 
  • El olor a alcohol en tu aliento. 
  • Habla arrastrada. 
  • Cualquier otro signo de intoxicación. 

Cuando un oficial lo detiene por sospecha de conducir ebrio y solicita una prueba, debe cumplir con la solicitud del oficial. 

Negarse a tomar la prueba lo pone en riesgo de sanciones severas.

¿Cuándo acepté el consentimiento implícito?

Es posible que se pregunte cómo puede ser válido el consentimiento implícito cuando no puede recordar realmente haberlo aceptado. 

El hecho es que el consentimiento implícito se incorpora como condición previa para obtener una licencia de conducir y operar un vehículo en la vía pública.

Simplemente por ser un conductor legal, ha aceptado el consentimiento implícito. 

Si no da su consentimiento, su única opción real es no ponerse al volante y conducir.  

Sanciones por Negarse a Someterse a una Prueba de Alcoholemia

Si se niega a someterse a una prueba de alcoholemia, sangre u orina cuando lo detienen por sospecha de DUI/DWI, enfrentará una sanción automática. 

Por lo general, esto implica la suspensión administrativa automática de su licencia de conducir y multas, incluso si finalmente no lo declaran culpable de DUI/DWI. 

En general, las sanciones por negarse a tomar un alcoholímetro u otra prueba química son estrictamente administrativas.

De hecho, la Corte Suprema ha dictaminado que los castigos por negarse no pueden ser penales. 

Sin embargo, todavía hay un puñado de estados que tienen sanciones penales por negarse a realizar la prueba. 

Como mínimo, puede esperar una suspensión de la licencia de conducir

Estos generalmente se agregan al castigo general si es condenado por DUI / DWI criminal.

Es importante tener en cuenta que si decide rechazar una prueba de alcoholemia, el oficial aún puede arrestarlo bajo la sospecha de conducir ebrio. 

La evidencia de su negativa también puede usarse en su contra en la corte.