Conducir en la Ciudad

ATENCIÓN: ¿Se ocupa de una tarea para su licencia de conducir o vehículo? Debe estar preparado para satisfacer cualquier requisito de seguros.

Por favor, ingrese su código postal para comenzar.

Conducir en la ciudad, especialmente en una gran ciudad, conlleva un conjunto único de peligros y riesgos. 


Deberá conocerlos para reaccionar adecuadamente y llegar a su destino de manera segura. 

Esta guía cubrirá algunos de los peligros más comunes asociados con la conducción en la ciudad y cómo puede aprender a evitarlos. 

Riesgos Comunes al Conducir en la Ciudad

Conducir en la ciudad puede ser una tarea difícil para los conductores nuevos o para los conductores que visitan una ciudad por primera vez. 

A medida que adquiera más experiencia de conducción, probablemente aprenderá que algunas ciudades importantes se diseñaron mejor para manejar grandes cantidades de tráfico que otras. 

Primero, repasaremos algunos de los principales peligros y riesgos asociados con la conducción en la ciudad. Conocerlos es el primer paso para reconocerlos, anticiparlos antes de que sucedan y reaccionar adecuadamente. 

Los principales peligros al conducir en la ciudad incluyen:

  1. Patrones de tráfico complejos. 
  2. Intersecciones muy transitadas. 
  3. Detenga y siga el tráfico con muchos cambios de carril.
  4. Hora pico. 
  5. Mayor variedad de diferentes tipos de usuarios de la vía. 

1. Patrones de tráfico complejos.

Muchas ciudades pueden tener patrones de tráfico y tipos de carreteras más complejos que otras.

Por ejemplo, puede encontrar cosas como:

  • Calles de un solo sentido.
  • Carriles solo para dar vuelta. 
  • Carriles que terminan abruptamente.
  • Carriles que se utilizan para estacionar o atravesar el tráfico según la hora del día.
  • Zonas de carga para mercancías y pasajeros. 
  • Carriles compartidos con autobuses y vehículos de tren ligero. 

Es importante estar atento a las señales de tráfico y las marcas de los carriles para saber lo que debe hacer.

2. Intersecciones concurridas. 

Las intersecciones son algunos de los lugares más peligrosos de la carretera. En una gran ciudad, las intersecciones pueden congestionarse.

Las intersecciones de la ciudad a menudo necesitan mover una gran cantidad de vehículos en todas las direcciones diferentes. Además, hay mucho más tráfico peatonal y peatones que cruzarán la calle. 

Es extremadamente importante obedecer los semáforos, estar atento a los peatones, obedecer las reglas de derecho de paso, estar atento a los ciclistas, estar atento al tráfico detrás de usted y evitar bloquear la intersección. 

3. Tráfico de Detente y Sigue 

Las concurridas calles de la ciudad son conocidas por el tráfico que se detiene y avanza. Esto significa que usará mucho sus frenos. 

Es muy importante que prestes mucha atención a lo que sucede a tu alrededor. 

4. Tráfico en hora punta.

Junto con el tráfico intermitente, las ciudades experimentan un gran efecto del tráfico en las horas pico por la mañana y por la noche cuando la gente viaja hacia y desde el trabajo y la casa. 

Si puede planificar su viaje fuera del tráfico de las horas pico, probablemente llegará a su destino más rápidamente y evitará algunos de los principales peligros asociados con la conducción en la ciudad. 

5. Compartiendo el camino.

Si bien siempre es importante compartir las carreteras cuando conduce, conducir en la ciudad conlleva una variedad más amplia de usuarios de la vía. 

Deberá compartir la carretera con:

  • Otros conductores.
  • Motocicletas y scooters.
  • Bicicletas.
  • Peatones.
  • Camiones de reparto.
  • Taxis.
  • Vehículos de transporte público. 
  • Vehículos de emergencia. 
  • Vehículos utilitarios. 

Obviamente, estos tipos de usuarios de la carretera no son exclusivos de las ciudades, pero conducir en la ciudad es único en el sentido de que probablemente necesitará compartir la carretera con todos estos diferentes tipos de conductores y peatones al mismo tiempo. 

Consejos para Conducir en Grandes Ciudades

Ahora que conoce algunos de los peligros más comunes en la ciudad, aquí hay algunas formas de mantenerse a salvo. 

Esperar lo inesperado. 

Primero, es importante estar preparado para cualquier cosa cuando se conduce por la ciudad. Esto podría incluir cualquier cosa, desde bicicletas entrando y saliendo del tráfico hasta peatones que cruzan la calle a toda velocidad y vehículos de reparto que bloquean un carril de tráfico. 

Cualquiera que sea el peligro, debe estar preparado para él. 

Escanee constantemente en busca de peligros. 

Al conducir en la ciudad, debe estar en alerta máxima por posibles peligros. 

Esto significa que no solo debe escanear la carretera que tiene delante, alrededor y detrás de usted, sino que también debe tratar de estar atento a lo que suceda en las aceras, en los espacios de estacionamiento y en los otros conductores cercanos. 

Esté atento a cosas como:

  • Motocicletas dividiendo carriles. 
  • Gente saliendo de su coche aparcado. 
  • Conductores distraídos. 
  • Conductores de reparto cruzando la calle.

Los peligros en la ciudad se presentan en una gran variedad y con mayor frecuencia que en otros lugares. 

Cubra los frenos.

Cuando conduzca por la ciudad, es probable que deba hacer muchas paradas. También deberá poder detenerse rápidamente. 

Esta técnica implica colocar el pie derecho sobre el pedal del freno después de haberlo usado para acelerar. 

Le ayuda a poder reaccionar ante los peligros más rápidamente y a detenerse o reducir la velocidad si es necesario. 

Planifique su Ruta. 

A continuación, es útil planificar su ruta cuando conduce por la ciudad. 

Si no está familiarizado con la ciudad en particular en la que está conduciendo, dedique un tiempo a mirar los mapas para averiguar qué calles debe usar y en qué carriles debe estar. 

Un poco de planificación puede ayudarlo a evitar perder sus giros o atrapado en calles de un solo sentido. 

Tenga una buena póliza de seguro de automóvil.

Si vive y conduce en la ciudad, tener una buena póliza de seguro de automóvil es clave. 

Conducir en la ciudad conlleva muchas más oportunidades para:

  • Accidentes automovilísticos. 
  • Daños a su automóvil, propiedad u otros vehículos mientras estaciona. 
  • Robo. 

Es una buena idea comparar las cotizaciones de algunos proveedores diferentes para ver cuánto puede ahorrar con una póliza de cobertura total.